2 de juny 2008

Independència sindical


En més d'una ocasió alguna de les persones que han deixat el seu comentari en les entrades del Manual han criticat que en la denúncia que des d'aquí hem fet alguna vegada de règims suposadament socialistes o protosocialistes, o preparatoris del socialisme, o qualsevol altra nomenclatura que amaga una dictadura sota una bandera roja posem massa èmfasi en la qüestió de la independència sindical. Hem llegit fins i tot que parece que para usted, de todos los principios de la izquierda, sólo existe uno: La independencia sindical. Realment la independència sindical es pot considerar com la prova del cotó del caràcter realment emancipatori o obrer d'un moviment o d'un sistema polític? No estarem incorrint en pecat de corporativisme?

Aquí deixo un parell de línies estretes de Vida y destino, apassionant novel·la de Vasili Grossman que mereix que un altre dia li fem entrada pròpia. La situació: una colla de científics soviètics fan tertúlia mentre l'exèrcit alemany assetja Stalingrad.

* * *

-Lo mismo pasa en la fábrica -intervino Artelev-. Nuestro director tutea a todo el mundo y si le llamas camarada Shuriev se ofende. Hay que llamarle Leonti Kuzmich. Hace unos días, en el taller, se enfadó con un viejo químico. Shuriev gritó a voz en cuello: "Haz lo que yo diga o te daré tal patada en el culo que te sacaré volando de la fábrica", y el viejo va para los setenta y dos años.

- ¿El sindicato no interviene? -preguntó Sokolov.

-¿Qué va a hacer el sindicato? -dijo Madiárov-. Su trabajo es exhortarnos a hacer sacrificios: antes de la guerra te preparan para la guerra, durante la guerra "todo es para el frente", y después de la guerra nos incitarán a remediar las consecuencias de la guerra. No tienen tiempo para ocuparse de un viejo.

* * *

No se m'acut millor manera d'expressar-ho.

7 comentaris:

Joffre ha dit...

A mi m'agrada aquella que diu que la democràcia és que et truquin a les cinc de la matinada i sigui el lleter.

Crec que és de Churchill i crec que ell deia a les quatre, però he corregit la hora per adaptar-la als nostres costums.

Però no em feu molt de cas, ja sabem que en Winston era de dretes, un estratega militar penós i un economista pitjor encara.

A més, era gordo, lleig, calb i fumava puros.

I de la Pérfida Albión!

Anònim ha dit...

Hi ha qui te ganes d'escriure i no dir res. No veig que te a veure tot això amb la independència sindical.Aquí els sindicats també és preocupen per la viabilitat de l'empresa. Durant la Guerra civil també es preocupa-vent de portar combatents al front. A cas la CNT no era independent?. A cas CCOO no és independent?. Sincerament, no se on vols arribar amb la teva "reflexió".

Andrés Querol Muñoz ha dit...

Suposo que el "matís" està entre preocupar-se per la viabilitat de l'empresa com a element instrumental en els teus objectius de millora de les condicions de treball i de vida de la gent que hi treballa o preocupar-se de la viabilitat de l'empresa/règim polític com el teu objectiu.

En relació a la relació instrument/objectiu i les possibles perversions al respecte l'entrada posterior incorporarà un article molt recomenable.

Anònim ha dit...

Esperemos el artículo interesante, ya que el post no lo es. Afirmaciones como las que recoges en el post, también se pueden escuchar hoy, haciendo referencia a la actividad de los sindicatos de nuestro país, por muy independientes que sean. Te podría traer miles de frases similares, firmadas por miles de trabajadores. Pero es absurdo construir una teoría en base a una áfirmación personal. Lo preocupante de tu post, es el desprecio con el que tratas todo aquello que intenta ser distinto al capitalismo. De este manera pones al descubierto cual es tu estrategia: Sindicatos MUY INDEPENDIENTES, y paíse MUY CAPITALISTAS.

Andrés Querol Muñoz ha dit...

Company anònim,

Mai he pensat que la independència sindical sigui garantia de que les organitzacions sindicals i les persones que les conformem no ens equivoquem, en tot cas ´´es la garantia de que ningú "l'encertarà" per nosaltres.

Espero que l'article del Coscu t'hagi semblat de més qualitat que les nostres pobres entrades.

Salut

El Chusco ha dit...

Andrés, ya lo ves:
Gracias a Blogger, los herederos de Torquemada pueden ir sin identidad de un lado a otro con sus antorchas purificadoras. Sopores por dolores, un avance innegable.

Bueno, hablando en serio, yo también estoy muy preocupado por el desprecio con que tratas todo aquello que intenta ser distinto al capitalismo. Y aún precisaría más, al capitalismo terrícola. Me dicen mis amigos posadistas que en tus escritos hay muestras palpables de un creciente desdén hacia todo el sindicalismo marciano, y es un secreto a voces que la federación venusiana de CCOO considera exigir la suspensión de tu militancia.
Yo me lo haría mirar, no sea que acabes desencadenando un conflicto interplanetario. ¿Qué te cuesta, hombre? ¡El problema es de todos!

Anònim ha dit...

Querido Andrés: Tal vez, la selección de "Vida y destino", sea muy pertinente para la cuestión tan abierta que planteas, como a alguna persona nos parece tras su lectura. ¿No requiere la discusión acerca de la "independencia" sindical de alguna conexión contextual previa? ¿No podría ser un campo de conexión el establecido por las categorías sociopolíticas de "identidad" y de "relación"?



De ser posible esa aproximación, y poniendo "cara a cara" el texto de Grossman y el de Coscu, tal vez podamos discutir sobre las categorías de "condición obrera" y "clase obrera", como marco necesario para posicionar la prevalencia política en un contexto histórico concreto del carácter estratégico de la independencia de un sindicato (quizás no de cualquiera, que de todo parece haber) y, a su vez, de otra palabreja directamente relacionada que también se las trae: Soberanía

JB