3 de febr. 2012

J Ignacio Torreblanca: Independencias

Cataluña, Escocia, Flandes, Padania, País Vasco; todas son regiones ricas en Estados democráticos que podrían lograr la independencia, al menos teóricamente. Si permanecerían en la UE o tendrían que solicitar su adhesión nunca ha estado muy claro pues a las consideraciones jurídicas se unirían las políticas. Ahora, a las dificultades para pensar en un futuro independiente se une la cuestión monetaria. El día después de la independencia tendrían que emitir su propia moneda o utilizar el euro sin ser parte de la unión monetaria, como hace Montenegro, a la espera de lograr su adhesión formal. En cualquier caso, tendrían que acudir a los mercados para financiar tanto las deudas que heredarían como sus nuevas necesidades financieras. Hoy por hoy, no es muy difícil adivinar qué calificación crediticia obtendrían, con qué tipos de cambio serían recibidos o qué tipos de interés tendrían que soportar sus emisiones de deuda. A corto plazo, esta crisis puede reforzar a los viejos Estados de Europa frente a los nacionalismos. Pero, ¿los debilitará a largo plazo?




Llegeix l'entrada complerta al bloc de l'autor