20 de febr. 2012

José C Díez: Islandia ya no es bono basura


La agencia Fitch acaba de subir el rating a Islandia y ha dejado de ser un bono basura. Cuando los islandeses anunciaron que no asumían los pasivos bancarios de sus bancos con no residentes se anuncio el apocalipsis como estrategia de negociación. Este es un clásico en las crisis de deuda y la historia nos enseña que cuando suenan las trompetas estás llegando a las murallas de Jericó. Islandia es el ejemplo más reciente de default ¿Qué han hecho los islandeses? Lo mismo que se ha hecho desde el comienzo de la humanidad;
 Al final de cada siete años,
deberás cancelar tus deudas…
el séptimo año está al
llegar. Del extranjero demandarás
el reintegro: mas lo que
tu hermano hebreo tuviere
tuyo, lo perdonará tu mano.
Deuteronomio 15:1-9
 ¿Cómo se ha producido el milagro del AVE Fénix en Islandia? Si pinchas aquípodrás acceder a una serie de indicadores que explican cuál ha sido la reacción de la economía. En primer lugar decidieron no socializar la deuda de sus bancos con el exterior, pero si la de sus hermanos islandeses para salvar a sus familias y bancos de la quiebra. O sea, Deuteronomio puro.
En segundo lugar, había que corregir un déficit exterior próximo al 30%. Se ha hecho básicamente aumentado su tasa de ahorro desde el -4% del PIB en 2008 hasta el 19% previsto para 2009, próxima al promedio europeo. La inversión ha caído pero sigue en el 16% del PIB, casi el triple que Grecia y el doble que Portugal. Para facilitar este proceso el tipo de cambio hace una doble labor, mejora los precios relativos con el exterior y permite al gobierno recaudar el impuesto inflacionista, lo cual empobrece a la sociedad pero con crecimiento y creando empleo. La depreciación contra el euro ha estado próximo al 75% mientras la inflación doméstica ha subido un 45% por lo tanto el tipo de cambio real se ha depreciado un 30%, facilitando el proceso de corrección del déficit exterior, el principal desequilibrio de los islandeses en 2008.
Continua llegint l'article al bloc de l'autor.